Dr. Jorge Gonzàlez Fernández 

IHSM La Mayora, CSIC Departamento de Fruticultura Subtropical

Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid.
Doctorado en la ETSIA de la Universidad de Córdoba.

Toda su trayectoria laboral se ha desarrollado en el Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea “La Mayora”, del CSIC, donde se incorporó, a principios de los noventa, para realizar el doctorado en tolerancia a salinidad en tomate bajo la dirección de D. Jesús Cuartero Zueco. Tras unos años desempeñando tareas de dirección de la finca experimental, se incorporó en 2005 al Departamento de Fruticultura Subtropical, donde viene participando en trabajos de investigación básica y aplicada y en transferencia de resultados a empresas y productores en líneas relacionadas con el manejo de recursos fitogenéticos, el control biológico de plagas y enfermedades o el aprovechamiento de recursos locales para mejorar la sostenibilidad de las producciones en distintas especies subtropicales.

Entre sus trabajos más destacados podemos encontrar:

  • El control del ácaro cristalino del aguacate, una plaga originaria de México que llegó al sur de España en 2004 convirtiéndose en una de las principales amenazas para la producción de dicho cultivo en esa zona, que dieron como resultado la identificación de distintos enemigos naturales de la plaga y el desarrollo de varias técnicas de cultivo para aumentar las poblaciones de los mismos y promover un control efectivo de la plaga.
  • Son reseñables los estudios para el aprovechamiento de distintos residuos orgánicos de origen local en el cultivo del aguacate, en el que hay dos líneas de trabajo separadas: por un lado, la orientada a identificar materias orgánicas con capacidad supresora para algunas de las principales enfermedades de suelo que afectan a este cultivo, y, por otro, la que persigue reutilizar los restos de la producción de guacamole, un subproducto de la transformación del aguacate con el que se han obtenido distintos sustratos que podrían suponer una alternativa sostenible a la turba en la producción de plantas de vivero de esta especie.

En los últimos años ha sido responsable de la Unidad de Identificación Varietal, reconocido como centro de examen para chirimoyo, aguacate y mango por la Oficina Europea de Variedades Vegetales